El internet de las cosas (IoT)

Han pasado ya casi 4 años desde que publiqué mi último post sobre El internet de las personas, y entonces, al final hablé del internet de las cosas, así, de pasada, sin quererlo y casi sin darme cuenta.

Aunque el concepto fue acuñado a finales del siglo pasado, ha sido durante esta última década cuando ha eclosionado, desde que allá por el año 2008 según un informe de Cisco, el número de “cosas” conectadas a internet superó al número de personas.

Bien, ahora tenemos una gran cantidad de dispositivos conectados a internet, comunicándose entre ellos, comunicándose con nosotros, enviando datos que se procesan y nos devuelven información, en base a la cual podemos tomar decisiones.

Sensores en la industria que mejoran los procesos y calidad, sensores en los campos que mejoran la productividad, sensores en viviendas de personas mayores que mejoran su seguridad y vigilan por su salud… Todo ello encaminado a que mejoren nuestras condiciones de trabajo y de vida.

Si en base a todos estos dispositivos conectados debemos tomar decisiones, hay que tener en cuenta los siguientes tres factores fundamentales:

  • Calidad de los datos: es la base, debemos asegurarnos que los datos recogidos son fiables, de nada sirve tomar decisiones sobre premisas alejadas más o menos de la realidad.
  • Seguridad en la comunicación y almacenamiento: el envío, recepción y almacenamiento deben ser seguros, para evitar la manipulación de los mismos, lo que nos llevaría igualmente a tomar decisiones erróneas. Especialmente sensibles en este caso son los datos que se refieren a personas ya que debemos velar por la privacidad y confidencialidad.
  • Correcto tratamiento: una interpretación errónea o una incorrecta visualización provocarán sin duda reacciones equivocadas.

Y todo esto debemos hacerlo bien, porque las “cosas” que tenemos conectadas a internet deben servir a las personas y no al revés, y por lo tanto, aunque hablemos de IoT tenemos que volver a hablar del internet de las personas.

Enrique Morillo

Me gusta que las aplicaciones sean fáciles de manejar y no complicarle la vida al usuario, y usuarios son todos, los que están delante y los que están detrás de una web.

Deja un comentario

los campos marcados son obligatorios *.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Enrique Morillo · hola@enriquemorillo.es · +34 668 890 314 · Huesca · España
Top